Con los años he aprendido cosas como: no dormir con maquillaje, llevar siempre el cepillo de dientes en la cartera y  no hablar con vehemencia de temas relacionados a la religión. Sin embargo, no deja de asombrarme cómo cada vez... Seguir leyendo →