Navidad: época de amor, paz, reconciliación, villancicos y también de la temible visita de la suegra.

¡Ante todo es necesario mantener la calma mujeres!

Sé que para muchas puede resultar un tanto aterrador y que 11 meses no fueron suficientes para prepararte a esta temida época del año.

Así que pensando en esta realidad, he preparado una guía con 5 sencillos pasos que te ayudarán a salir -o sobrevivir–  como todo una campeona y hacer de estos días con la suegra en casa lo más parecido a estar en el festival de Woodstock.

 

1- Esconde alcohol por toda la casa: debes tener  siempre a la mano, en lugares estratégicos de la casa, una botella de tu bebida alcohólica favorita. Esto te ayudará a reponerte en tiempo récord de los clásicos comentarios como:  “no deberías”, “yo a tu edad” “a mi hijo le encanta que yo le haga” o “te lo digo por tu bien”. Atención madres en periodo de lactancia consultar con el médico antes de poner en práctica este punto.

2- Prepara un kit de escape sorpresa: llaves del carro, cartera lista, tanque de gasolina full y el nombre de una amiga que presentará una extraña intoxicación repentina, este es el kit que debes tener preparado para esos días donde la suegra amanece con la creatividad a millón. Es la excusa perfecta para decirle “se presentó una emergencia, ya regreso” y que no le dé chance de preguntar o auto invitarse. Eso sí, debes decirlo con total determinación y sin arreglarte mucho para no levantar sospechas.

3-  Descarga una nueva playlist: olvídate de Miley Cyrus, Katy Perry o Pink. Mientras la suegra esté en tu mismo territorio debes escuchar canciones de relajación, sonidos de la naturaleza y mantras de luz. Para reforzar que eres tan fuerte como una roca píntate un tercer ojo u algo parecido en el entrecejo. Si no te funciona a ti, seguramente funcionará  para alejar un poco a la madre de tu pareja porque miedo sí que darás con esa “cosa” en tu rostro.

4-Activa tu respiración: es el mejor momento para poner en práctica todas las técnicas de respiración que aprendiste cuando hacías yoga o en el curso prenatal para las que son madres. Si no estás en ninguno de estos dos grupos descarga ya tutoriales en Youtube. Respira, respira y vuelve a respirar.

5- Renueva tu fe: si durante todo el año te desconectaste de Dios, el Señor, el Universo, Sai Baba o del ser supremo al que profesas tenerle admiración pues es el momento de hacer las paces nuevamente con él y pedirle, con más fervor que nunca,  que te llene de absoluta sabiduría y claridad, para entender que la visita es pasajera, que diciembre se acaba más rápido de lo que crees y que tendrás unos largos 11 meses  para reponerte y prepararte para recibir nuevamente a tu suegra en casa.

¡ Jo,Jo,Jo! ¡Feliz Navidad! -por favor leer esta línea con tono sarcástico-

Anuncios