lilian-tintori

La conocí en el 2007. Yo trabajaba como periodista en el Departamento de Prensa de la Alcaldía de Chacao y ella se convirtió en la primera dama de ese municipio ubicado en Caracas, tras casarse con el soltero más codiciado de ese momento, el alcalde Leopoldo López.

Lilian Tintori ya era una persona pública, conocida por sus apariciones en la televisión venezolana:  había participado en un reality show llamado “Robinson la gran aventura” que básicamente trataba de sobrevivir en una isla panameña -ella soportó 24 días-¿ irónico verdad?, también se le había visto en un programa de televisión con la reconocida modelo y animadora Norelys Rodríguez  y por supuesto en actos, reuniones sociales y eventos del brazo del alcalde Leopoldo López.

Era quizás la niña más envidiada del momento pues tenía la “vida perfecta”.

Confieso que la admiré desde el primer momento porque previo a su boda su padre falleció, esto no le amilanó el deseo de vestirse de novia y vivir su día tal como había planeado la pareja.

La tildaron de “sifrina”, “una rubia más”, “niña de mamá y papá” y un sin fin de adjetivos que no valen la pena mencionar en este post. Mucho se resaltaba que “no sabía hablar” frente a las cámaras. Yo tuve la oportunidad de compartir con ella en más de un trabajo para la alcaldía pues cubría la fuente de educación y ella -Lilian- por ser educadora de profesión universitaria se le asignó la tarea de ser la vocera de esta materia en todos los programas que implementaba la Alcaldía en las escuelas municipales.

rueda22

Le costaba mucho declarar frente a las cámaras, lo reconozco, pero ¿saben por qué? porque sentía tanta responsabilidad por el trabajo que hacia su esposo de forma exitosa, porque tenía sobre sus hombros el compromiso de “no hacer quedar mal al alcalde de Chacao” que se exigía muchísimo para cumplir como esposa y expresar esa admiración que siempre sintió y así lo reflejaron sus ojos sin pudor alguno por Leopoldo.

¿Podría alguien pensar que la rubia de los deportes extremos se convertiría hoy en vocera de los presos políticos y activista de los derechos humanos, ante tantos delitos de lesa humanidad que comete el gobierno de turno de Venezuela? ¿ Que soportaría los tratos mas vejatorios para una mujer al visitar a su esposo en la cárcel militar de Ramo Verde? ¿Que dejaría la pasión por los medios de comunicación, los deportes y sus hijos para vivir montada en un avión denunciado las barbaridades de la dictadura venezolana?

Muchos pensarán que todo  es un show, que es demasiado mediática y que  lo hace porque su esposo quiere ser presidente de la república  ¿pero alguien en su sano juicio puede creer que todo esto que vive es placentero? ¿que no se sufre un impacto psicológico extremo? ¿que no es un ser humano que siente y padece criar a sus hijos con el padre en la cárcel?

¿Alguien todavía le envidia la “vida perfecta” que tenía cuando se casó con el Leopoldo López alcalde? ¿Alguien quisiera estar ahora en sus zapatos y ser la esposa del preso político Leopoldo López?

lilian-tintori-1

Yo personalmente la aplaudo de pie. Por su valentía, por el compromiso que adquirió con su esposo, por cómo lo defiende y por esa  mujer que nació en dictadura.

Le admiro su ánimo y sobre todo su paciencia. Me enorgullece verla en el metro de Caracas tocando a los venezolanos, sin perder la compostura mientras es sacada a empujones de las instalaciones del CNE y de pie cada vez que violan sus derechos y los de su esposo en la cárcel militar.

Y con la mano en el corazón respeto y hasta entiendo que a muchos no les guste la presencia de Lilian Tintori, es parte del trabajo que ha hecho por ya casi 20 años (la mitad de los años de la 4ta República) este régimen militar: odiar a quienes piensen distintos, a todo aquel que haga bulla al defender sus ideas  y a toda persona que pueda ser señala como “escuálido”.

Lo que sí me sorprende, lo admito, es cómo muchos se “preocupan” por sus hijos, señalándola como “mala madre” pues viaja todo el tiempo y no se queda en casa junto a ellos.  Si algo, lamentablemente, hemos conocido los venezolanos con creces en la involución bolivariana es el significado de renunciar a algo. Millones han renunciado al país donde nacieron para irse a otro y  seguir viviendo, otros han renunciado a sus trabajos, pertenencias personales y afectos sin importar a qué clase social pertenezca o de cuál lado de la ciudad viva. Esta familia, López-Tintori, no escapa de esta devoradora realidad con la diferencia que ha tenido que renunciar a muchas cosas, pero se ha mantenido de pie, luchando por la Venezuela con la que muchos soñamos desde la comodidad de nuestras casas o en tierras lejanas para volver, entonces ¿por qué cuestionamos en lugar de apoyar?

Mis respeto para todas las Lilian Tintori de Venezuela pero en especial para aquella que nació en esta dictadura.

 

Anuncios